Beneficios, barreras y apoyo social para el ejercicio: diferencias por grado escolar

Rosa María Cruz-Castruita, Juan Carlos Arturo González Castro, Maria Julia Raimundi, Maria Cristina Enríquez-Reyna

Resumen

Durante la adolescencia tardía y juventud, el ejercicio físico (EF) podría apoyar la formación de una personalidad estable. Sin embargo, se ha reportado un declive del 7% anual en la práctica de EF para chicos y chicas, que comienza en la niñez y continua a través de la adolescencia y juventud. El estudio examinó las diferencias según grado de escolaridad entre los beneficios, barreras y apoyo social para el ejercicio en universitarios. Basado en el Modelo de Promoción de la Salud de Pender. Diseño descriptivo comparativo. Una muestra de 928 jóvenes de 15 a 26 años estratificados por dependencia universitaria. El promedio de años de educación fue mayor (t = -3.28, gl = 926; p =.001) entre los que reportaron no practicar ejercicio. Se encontraron diferencias entre las muestras por grado de escolaridad para las variables de beneficios (z = -4.955, p <.05) y barreras (z = -2.388, p <.05). El análisis de los ítems de las escalas arrojó que existen diferencias significativas por grado de escolaridad entre los beneficios autónomos (z = - .960, p > .05) y respecto a barreras, para la opción de “no querer hacerlo” (z = -2.498, p < .05) y para “no tener ropa o zapatos adecuados” (z = -1.978, p < .05). Los resultados del estudio permiten concluir que la mayoría de los jóvenes que estudian no realizan EF, y a mayor escolaridad los jóvenes reportan menor EF. Los jóvenes de facultad perciben más beneficios e influencia de amigos, pero también más barreras hacia la práctica de EF.

 

Palabras clave

Conductas saludables; Promoción de la salud; Adolescentes; Apoyo social; Estudiantes

Texto completo:

PDF
Copyright (c) 2017 Rosa Marìa Cruz Castruita, Juan Carlos Arturo Gonzàlez Castro, Maria Julia Raimundi, Maria Cristina Enríquez Reyna